El desmembramiento de Watákame

The Dismemberment of Watákame - José Benítez Sánchez, 1973

Watákame sobrevivió a la inundación con la ayuda de Takutsi Nakawé, Nuestra Bisabuela del Oído Hueco y del Crecimiento. Después de que las aguas se retiraron, él cultivó el suelo y estableció las fundaciones para la vida del hombre sobre la tierra, bajo la dirección de Takutsi. Cuando murió su cuerpo se deshizo, y de sus partes fueron creadas nuevas plantas. Aquí están diseñadas las partes de su esqueleto y sus órganos vitales. En su cráneo rojo, las mandíbulas blancas. Una de sus orejas está detrás de su cabeza. Dos flores simbolizan su alma y su memoria. Su cabello ondula sobre su cráneo. Tres dientes están pintados de rosa. Debajo de ello está una ceja y su lengua blanca. Arriba de los dientes están sus sesos y sus oídos. Su aparato digestivo está a la derecha. Los tendones, dos venas, sus dos ojos, su piel y su oreja descansan alrededor de sus intestinos. Por debajo de Watákame están sus órganos sexuales en tres partes, rodeados por dos piezas de médula. Un pedazo de su carne está arriba a la izquierda. Las tres figuras ovoides (a la izquierda) son pedazos de su lomo. A un lado está su vejiga amarilla. Abajo, en la esquina izquierda, están su piel y su páncreas.

Watákame, también conocido como Tuamuxawi, adquirió su conocimiento a través de varias pruebas y desafíos, eventualmente adquiriendo el estatus de kakaiyari (deidad tutelar, localizado en un picacho) al inmolarse.

Explicación y traducción por Juan Negrín según la grabación con José Benítez Sánchez
©Juan Negrín 1973 -2020, Derechos digital e empresa reservados. 

Facebook icon
Twitter icon
Reddit icon

José Benítez Sánchez

Fecha de Creación: 
1973
Ubicación: 
Medio objeto: 
Materiales y Técnicas: 
Hilo de lana prensado en cera de abeja pura sobre madera contrachapada con marco de madera
Dimensiones: 
Anchura
48.00m.
Altura
30.00m.