Hartos de acoso, extorsión y asesinatos del CJNG, huicholes piden ayuda...al Mencho

Mujeres wixáritari exigen seguridad

Mujeres wixáritari exigen seguridad

Un grupo de mujeres wixaritari envió una carta al líder del CJNG, Nemesio Ocegeuera Cervantes, para pedir su intervención ante la ola de violencia y extorsiones en la región Norte de Jalisco.

El recrudecimiento de la violencia y las extorsiones contra civiles, atribuidos a la hegemonía del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en los diez municipios de la región Norte de Jalisco, a lo largo de los últimos cinco años, ha ocasionados que algunos miembros de las comunidades indígenas huicholas o wixaritari hayan optado por una medida extrema: pedir al líder ostensible de esa organización, Nemesio Oceguera Cervantes, que intervenga para garantizar los derechos de “las gentes de paz” en la región.

“Lo hemos pensado con mucho tiempo, ante la falta de respuesta del gobierno mexicano y del gobierno del estado, y ante el evidente sometimiento en que están los presidentes municipales; necesitamos que alguien nos escuche y nos resuelva, hay total desesperación ante tantos hechos impunes en contra de los miembros de la comunidad, y en general, de los habitantes de la región, que de por sí, siempre hemos sido ciudadanos de segunda”, señaló un wixaritari que pidió anonimato ante el riesgo personal que entraña visibilizar el estado de cosas.

La tarde del 15 de enero, fue entregada a los medios de comunicación una “carta” –en realidad, un video donde una vocera oficiosa que no se identifica, envía el mensaje al líder del CJNG, acompañada de otras mujeres, todas encapuchadas– en la que se detallan las peticiones de los wixaritari, que habitan la Sierra Madre Occidental correspondiente a Jalisco desde antes la conquista.

El texto se reproduce íntegro: “Buenas tardes, señor Mencho, comandante supremo del Cártel Jalisco Nueva Generación. La presente carta es para su persona. Antes que nada queremos presentarnos. Somos mujeres wixaritari de la zona norte de Jalisco, cansadas de tantos atropellos ocurridos en nuestra región norte, que consta de diez municipios: Huejuquilla, Mezquitic, Huejúcar, Santa María de los Ángeles, Colotlán, Totatiche, Villa Guerrero, Bolaños, Chimaltitán y San Martín de Bolaños”, señala la vocera.

“Señor Mencho: por un poco más de cinco años hemos padecido un sinfín de atropellos en nuestras comunidades wixaritari y en la zona norte por cobro de piso, extorsión, asesinatos injustificados, desaparecidos, todo lo contrario de (lo que ocurre en) los municipios de la CJNG que usted comanda (directamente). Nos hemos informado que el encargado de esta zona es un tal llamado El Rojo, responsable de todos estos atropellos. Nunca en la vida histórica de los municipios jaliscienses del Norte, no nos habíamos sentido tan inseguros, tan impotentes, tan desprotegidos, hasta que llegó este hijo de puta (sic) que tiene de encargado en nuestra zona”, añade.

“Este bandido, ratero quitarrancho, pone retenes para robarles a la gente a través de las presidencias municipales; les cobra a los ganaderos, a los comerciantes, no se diga a las presidencias municipales. Los alcaldes tienen que entregar una cuota mensual, y de esa manera, las presidencias dejan de entregar apoyos a la gente más más necesitada, con tal de cumplir sus ambiciones a este lacra. Es un caos total, nadie denuncia por miedo. En nuestras comunidades indígenas han desaparecido compañeros wixaritari, sin previas investigaciones; han quitado camionetas a nuestros compañeros wixaritari, han robado dinero a los que van en carretera; nos vemos informado por diferentes medios que usted no da estas instrucciones inhumanas, sino todo lo contrario: cuida a la gente. Si no nos cree, señor, mande investigar a la zona Norte de Jalisco de cómo están las cosas por acá”, detalla la vocera.

Ante “esta situación tan atroz, le queremos pedir a usted nuestro regalo de año nuevo: nos quite este vulgar ratero, bandido, llamado El Rojo, o a quien esté a cargo de la zona Norte. Córtale la cabeza (sic), mata al bandido ese; con este gesto, le hará justicia a toda la gente de la zona Norte de Jalisco. Muchos ciudadanos de nuestra región piensan lo mismo, pero se callan por miedo de que los maten. Lo triste de todo esto es que se han metido con familias de paz y de trabajo”.

Y hace una segunda petición “de manera muy respetuosa”: que el cártel “que usted comanda, respete nuestra cultura; sobre todo, nuestros usos y costumbres, puesto que somos pueblos y comunidades indígenas de Jalisco y el mundo de los más auténticos, y queremos seguir manteniendo nuestra forma de vida y nuestros sistema de gobierno tradicional, ya que la gente de este ratero se ha metido con nuestro sistema de justicia de estas comunidades, faltándoles a nuestras autoridades tradicionales”.

Deslizan: “Si nosotras tuviéramos armas, nosotras mismas los matábamos. Pero tristemente no tenemos; nos cubrimos el rostro por una sencilla razón: nos puede buscar y matarnos. Queremos aclarar que este comunicado no está financiado, lo hacemos por el cúmulo de sentimientos, de impotencia, en el que estamos pasando. Y estamos conscientes que este psicópata va a empezar a investigar por lo que le solicitamos su protección. Si nos hace justicia, estaremos profundamente agradecidos, y que nuestras deidades naturales nos lo cuiden mucho. Muchas gracias. Desde algún lugar de la tierra del norte de Jalisco”. Firma: mujeres indígenas wixaritari del norte de Jalisco.

Ver nota original aquí.

Español