Latest News

Detalle de un cuadro de Guadalupe González Ríos

Guadalajara, Jalisco.-A propósito de la exposición Grandes maestros del arte wixárika que se exhibe en el ahora llamado Museo Cabañas, rescatamos parte de una entrevista realizada en 1985 a Juan Negrín, quien coleccionó las obras de varios artistas wixárikas, entre ellos José Benítez Sánchez, muchas de las cuales ahora se presentan. Cabe señalar que en ese tiempo se usaba indistintamente los términos wiráxika y huichol para referirse a esa etnia.

Entrada de la exposición Grandes maestros del arte wixárika, acervo Negrín

Entrada de la exposición Grandes maestros del arte wixárika, Acervo Negrín

“Grandes maestros del arte wixárika. Acervo Juan Negrín” es una exposición que estará en el Museo Cabañas. “La belleza de la colección es grandiosa, pero el que lo podamos compartir comprendiendo que no sólo es una cultura viva, sino que es un patrimonio que no pertenece únicamente a quienes lo producen, sino que es patrimonio de México, lograremos avanzar para tener más elementos para su comprensión” señaló en rueda de prensa Giovana Jaspersen García, Secretaria de Cultura de Jalisco.

Taller de telares en la comunidad de Tuapurie

En 1982, un escritor francés, Jean-Paul Ribes, viajó a México para escribir un artículo para la revista Actuel1 sobre el chamanismo y los psicotrópicos, tomando a los wixaritari (huicholes) como ejemplo de uno de los últimos pueblos chamánicos vivos. Por entonces, mi padre, Juan Negrín Fetter, figuraba como uno de los principales estudiantes de la cultura y el arte wixárika, por lo cual le llegaban solicitudes por parte de académicos, funcionarios y psiconautas con la esperanza de que él les pudiera facilitar un vínculo con las comunidades wixaritari. Mi padre apenas llevaba unos diez años trabajando con artistas wixaritari en Jalisco y Nayarit, pero en ese lapso de tiempo había logrado crear amistades íntimas con varias familias, asesoró brevemente al Instituto Nacional Indigenista y había unido su interés por el arte con la defensoría territorial de los wixaritari ante la deforestación y otras amenazas contra la autonomía de este pueblo originario. 

Featured Artwork

Before the Flood - Tutukila Carrillo Sandoval 1973

Life in the world began in the darkness of the Underworld, near the coast.  The land sloped upward with any feature; no rivers or mountains existed.  The wisest beings in those times communicated by telepathic means, they were unable to see each other, and they were called hewixitari.  They were the ancestors (figures left to right in the black area) whose names were Tamatsi Kauyumarie (Our Elder Brother Fawn of the Sun), Tamatsi Maxakuaxí (Our Elder Brother Deer Tail), Takutsi (Our Great Grandmother, the oracular spirit of germination), Tatéi Yurianaka (Our Mother who-feeds-off-her-own-veins-to-live, i.e. fertile earth), and Tatewarí (the patron of tai, fire, whose name means Our Grandfather). The sacred instruments of their powers were kept in their xiriki, the shrine seen at lower left. Painting by Tutukila Carrillo Sandoval 1973