COMUNICADO SOBRE TEKA'ATA

Teekata - ©Juan Negrín 1976
Facebook icon
Twitter icon
Reddit icon

Se comunica a las mujeres, abuelos, jóvenes, estudiantes, profesionistas, Maestros de la Nación Wixarika de Wa’ut+’a San Sebastián Teponahuastlán, Tu’apuri’e Santa Catarina Cuexcomatitlán, Tate’i Ki’e San Andrés Cohamiata y todas aquellas Poblaciones originarias que se encuentran en los Estados de Nayarit, Durango, Zacatecas y Jalisco y residentes en las Ciudades por algún motivo; que es muy lamentable lo que está ocurriendo en Teka’ata Centro del Universo del Pueblo Wixarika entre dos hermanas comunidades de Tu’apuri’e Santa Catarina Cuexcomatitlán y Tate’i Ki’e San Andrés Cohamiata, por el conflicto territorial que nada que ver con lo espiritual y que por ideas y pensamientos ajenos se agudice la situación.

Cuando los españoles llegaron empuñada para conquistar e invadir con la idea de la PROPIEDAD PRIVADA, los ancestros milenarios más añejos sangre y hermanos de la Madre Tierra, Sol, Viento, Agua y las Esencias de la Vida que es la Sabia Vegetación fueron testigos y se sentían impotentes el inicio de la destrucción de los pueblos originarios en cada rincón de la Abya Yala que hoy conocemos como  América. En estos pueblos había guerras, guerras de remotas ancestrales por las diferencias ideas  y creencias con armas que desigualaban entre una aldea a otra; nacieron guerreros, guerreros morían, la sangre que corría nutría y alimentaba la tierra, la sangre derramada controlaba el crecimiento de los pueblos que luchaban, pero se respetaba siempre la MADRE NATURALEZA que nos dio, nos da y nos sigue dando vida, nada de  armas y herramientas que arrasaran grandes hectáreas de espacios con un solo disparo. Las deidades se creaban y se basaban en aquellos procesos biológicos, culturales y sucesos cósmicos, movimientos cíclicos, miradas y contemplación de toda la maravilla que nos rodeaba. En este tiempo de confusión no hay miradas y contemplación más que el Dios Dinero que nos hace ciegos. No se place lo que se tiene por que el Dios Dinero como arteria y vena de todas las cosas que alimenta la ambición de tener, tener más y de querer cada vez más; olvidando lo que tenemos, nuestra familia, nuestros abuelos y los espacios que nos permite gozar la naturaleza, no hemos podido valorarla, valorar el tiempo con los amigos, con la familia grande como Wixárita’ari hemos dejado lo que queremos. Toda esta conquista nos ha forzado a obedecer los patrones ideológicos que nos han impuesto por vías de otras creencias mezquinas y sus instituciones políticas que conforma los niveles de gobierno que hacen leyes al beneficio quien debe legitimar la sumisión y desconcierto en que nos tienen…

Con toda esta imposición ajena, nos hemos alejado de la filosofía ancestral y un pensamiento más crítico que debemos analizar este conflicto actual que estamos viviendo. Esta cosmovisión que tenemos y ejercemos nos ha hermanado por miles de años, donde hemos recorrido a diferentes lugares sagrados sin que se encuentre en las “PROPIEDADES” comunales; Teka’ata no es un lugar hecho por obra del hombre ni mucho menos es propiedad de nadie porque es una de las cunas primordiales que dejó el Abuelo Fuego que une a todos quienes todavía creemos en los conocimientos añosas del pueblo originario. Este lugar del CENTRO DEL UNIVERSO de los cuatro puntos más importantes, no es como una iglesia para recaudar Dios Dinero donde se contiene el servicio de instituciones que nos hacen confundir y agravar más el conflicto. Cada uno de los Wixarita’ari desde los Patios familiares así como de los Centros Ceremoniales, partimos a dejar ofrendas en Wirikuta, en el Altiplano de San Luis Potosí, Cerro Gordo, Ciénaga de los Osos, Bernalejos, Durango; Chapa, San Juan Cosalá, Jalisco; Haramaratsi’e San Blas, Río San Pedro y todos aquellos Lugares Sagrados en el estado de Nayarit, e inclusive algunos que se han inclinado a creer en los santos y en la iglesia, llegan a Plateros, Con el Señor de los Rayos y otras iglesias donde se nos ha permitido sin ningún impedimento que nos haga romper el círculo y convicción de darle vida El Costumbre. También nos hemos regocijado fuera de las comunidades para realizar casería, aprovechando el agua, la leña y todas aquellas necesidades en que nos vemos obligados a recurrir durante la caminata sin que nadie nos prohíba tener al alcance para satisfacer las escaseces jornales.

De lo que pase en Teka’ata tenemos que ser conscientes, la gente de San Andrés Cohamiata tiene más de 6 años que no tienen acceso a este Lugar Sagrado, recientemente Mijares Valdez Bautista, como Consejo Regional Wixarika, autorizó permiso por escrito la entrada a Teka’ata a la gente de San Andrés para hacer ceremonia y dejar ofrendas; Mijares Valdez regresó a la comunidad de Santa Catarina, para hacerse víctima que fue forzado para dar la firma del permiso de entrada y el cumplimiento de ofrendas a los hermanos de San Andrés. Este personaje de idea difícil que se ufana a tener toda la razón cobijándose con la palabra de los mayores para convencer, hace obra de teatro de certidumbre y su grupito de seguidores, como autor intelectual azuzó a los comuneros para planear y organizar e ir a Teka’ata para recibir y ser testigos la visita de los grandes hermanos Tate’i Ki’eteños. Pasó lo mismo cuando fue Director de Educación Indígena, y su grupito que comparte la idea precaria de manipular a la gente pisoteando la dignidad a algunas maestras y abusando de su poder realizaron huelga por buscar la permanencia en este nivel de la Secretaria de Educación Jalisco.

Este conflicto del territorio, es generado por el sistema de gobierno y todos aquellos aliados que tienen intereses en arruinar a los Pueblos Originarios a lo largo de los procesos históricos, desde que se hizo la Reforma Agraria a lo largo y ancho de Abya Yala-América, la situación más marcada es que las demarcaciones territoriales están medidas para que tengamos más aprietos y nos confundamos en echar culpas a la propia familia, vecino, amigo y avecindado. San Andrés no desconoció los Títulos Virreinales, Santa Catarina no dio sentencias cuando se les reconoció las titulaciones de bienes comunales en los 60’s. Sin embargo, las instituciones en los tres niveles de gobierno se lavan las manos y hacen los procesos de juicios que se dilatan por eternidad que nunca vemos una solución judicial a favor de los que verdaderamente hemos estado y permanecido en este bastión que nos identifica como propio entre lo natural y los espacios de los asentamientos de las poblaciones.

Tenemos una confusión muy grande, todavía no hemos razonado y reflexionado de las instituciones políticas, porque en este tiempo de elecciones de Diputaciones Federales y Locales así como las Alcaldías del Estado, nos han unidos y divididos por partidos razón que andamos reeligiendo candidatos y otros que no, nos saludamos porque nos abanderamos con “otra” corriente política; mientras nos agarramos de las greñas con algo más profundo que es la espiritualidad nuestra, unidos somos un pueblo que podemos hacer temblar al estado. El estado ha creado más partidos políticos para dividir donde nos convencen con obras y construcciones del dinero público, despensa, laminas o a la mejor algún $ que ni sentido tendría, hemos sido baratos y regalados como siempre para elegir a quien llegando al poder se le olvida que el dolor más profundo es esta situación de enfrentamiento entre hermanos de sangre.

A muchos nos duele esta realidad y nos hace reflexionar y preguntar dónde han quedado esos cuadros que se formaron cuando los hermanos del sureste de México se revelaron en los principios de los 90’s, precisamente con la misma situación de invasión y pobreza como son las condiciones nuestras, esos líderes que se enseñaron a entender las telarañas del sistema político en diferentes organizaciones de ONG’s, Académicas, Sociedad Civil, Encuentros Espirituales con los Demás Pueblos Originarios Nacionales e Internacionales e, inclusive de iglesias más humanitarias que han pensado a un México pluricultural diferente. 

Recordamos acciones del gobierno enviando ejército para combatir a los mismos hermanos de la misma patria. Haciendo comparación del problema de Teka’ata algunos que nos falta mucho para analizar, despertar y abrir los ojos, nos sentimos héroes por intervenir en provocación e incitación a la violencia que nos aleja a la harmonía y convivencia.

TERMINO DICIENDO, UNÁMONOS Y DEMONOS LA MANO PORQUE TENEMOS HIJOS, CUÑADAS, COMPADRES EN AMBAS COMUNIDADES ENTRE HERMANOS COMO LO HEMOS HECHO EN EL PASADO como Unión de Comunidades Indígenas de Jalisco (UCIH); en las consultas como Congreso Nacional Indígena (CNI); tanto es así, como Partido Revolucionario Institucional (PRI); tanto “beneficio” como Partido Acción Nacional (PAN) y su cómplice Nueva Alianza (PANAL),  tanto nos involucramos en estas corrientes políticas como Movimiento Ciudadano (MC) y sus aliados para corromper más, Partido de la Revolución Democrática (PRD y recientemente por MORENA y HAGAMOS, como dijimos son instituciones que han buscado a dividir y dejarnos más enredados y en la misma pobreza cada administración que pasa por muchos años anteriores.

Lo tenemos que hacer porque nos sigue surcando ese dolor que cada vez más se agudiza y nos somete a lastimar más a fondo esa raíz única y semilla de la trilogía del COSMO que practicamos. 
Los hermanos Wa’ut+’ari San Sebastián han dado un paso gigante que nos rebasaron a más de 100 kilómetros, donde han rechazado los votos por segunda vez, ÚNICO RECLAMO, es que se trabaje la sentencia dada a favor en cuestión de las tierras que se les ha negado hasta la fecha.

ARTICULEMOS ACCIONES A NO ACEPTAR LAS CASILLAS PARA NO VOTAR ESTE 6 DE JUNIO PRÓXIMO, EN LAS COMUNIDADES DONDE LA GENTE SOMOS ACARREADOS PARA LOS PARTIDOS QUE MÁS DAÑO NOS HAN HECHO Y EXIGIRLE AL TRIBUNAL ELECTORAL QUE BUSQUE UNA NEGOCIACIÓN ENTRE LAS INSTITUCIONES CORRESPONDIENTES QUE NOS HAGA VALER NUESTRA PALABRA Y QUE SE RESUELVA PRONTO ESTA SITUACIÓN QUE NOS HA DESGATADO MUCHO ENTRE COMUNIDADES EN ASUNTOS QUE NO NOS COMPETE.

Dado en A’ixurimekat+’a Peña Colorada, Municipio de Hapuripa Huejuquilla El Alto, Jalisco a los 27 días del mes de abril de 2021.

Xa’ureme J. Jesús Candelario Cosío. 
 

Topic Tags: 
teekata, teacata, teka'ata, conflicto santa catarina y san andres
View Original or Print: